domingo, 2 de diciembre de 2007

Lima de Hoy ... Lima Bizarra

Lima, aquella comarca que albergaba a unos cuantos miles de pobladores, se ha convertido en una gigantesca urbe, sobre todo, por las sucesivas migraciones en los últimos cincuenta años de su existencia.
Lima es hoy una extraña mezcla de costumbres y rostros. Parafraseando una de las mejores obras del gran escritor indigenista José María Arguedas: Lima es la capital donde se mezclan "Todas las Sangres".
La Lima de hoy es un lugar de contrastes y paradojas, donde los ruidos ensordecedores de los automóviles con su humareda plomiza, y los comerciantes tratando de sobrevivir, coexisten con las viejas casonas solariegas, de zaguanes, patios, balcones, ventanas con rejas, y apacibles conventos de evocadores claustros.
El prosista don José Gálvez en su obra "Estampas Limeñas" señala que Lima tiene un alma paradójica y que un observador curioso la puede admirar como una antigua joya resaltante en una vitrina. Por algo la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) la consagró como "Patrimonio Cultural de la Humanidad" el 13 de diciembre de 1991. Se señala que Lima ha sido, es y será la manifestación más preclara de la diversidad cultural peruana.
Por otro lado, los turistas tienen sus guías impresas para recorrer la capital del Perú y llenar sus cabezas con irrealidad. Tapadas de fino pie, virreyes en calesa, pregoneros sonrientes, románticos balcones de estirpe mora, comida gourmet basada en ingredientes que los esclavos negros le arrancaron a la buena mesa de sus patrones. Los viajeros, en cambio, tienen que descubrir Lima a punta de caminarla sin orden ni concierto. Y es que visitarla así, como vaya apareciendo, no da una Lima absolutamente atravesada, con su preñez mestiza y su delirio emergente; su hibrides y su perfecta coherencia, su furor progresista y su decadencia espléndida. Lima Bizarra es una tautológica: Lima, la Lima de hoy, es bizarra como pocas ciudades del planeta, y ahí precisamente palpita su mayo interés. La guía que el viajero ahora tiene en sus manos registra las rutas personales del autor y orienta al espíritu paria y desconcertado de quienes verdaderamente saben viajar: aquellos que no se fían de las guías oficiales de turismo. Lima Bizarra toma posición sobre la capital del Perú. Recomienda bajar a sus infiernos y vivirlos con la ternura que se merecen. Pone en primero plano el verdadero espíritu de un Centro que se nutre de su propia crisis y nos da el perfil de un Perú que no cesa de cambiar durante un solo segundo. Bienvenidos, viajeros, a esta Lima que se viene, pero para quedarse.

Extraído de: Lima Bizarra – Rafo León (se las recomiendo) y de la página Web www.yachay.com.pe

3 comentarios:

marita dijo...

de hecho la Lima de antes con la actual no tiene comparación , pero aún así la Lima actual tiene muchas cosas rescatables y de las cuales debemos sentirnos orgullosos pues en otros paises no existe esa gran informalidad que hay aca; a pesar de que nos quejemos de todo siempre sabemos muy bien que si no existieran todas esas cosas que hay, no sería Lima en sí, sino se convertiría en otra ciudad típica queriendo ser como europa o uno de esas grandes ciudades.

Anónimo dijo...

En tu encuesta falta POLVOS AZUUUULEEESS PSSSS.....

PD: Tas q le sacas el jugo a MI Lima Bizarra? xDDDD

Alvaro:D

Eddy Loayza Alhuay dijo...

Muy interesante. Saludos.